Segunda Emisión

martes, junio 22, 2021
Astroterapia con Erika Ramos

El amor

El motor de arranque, el mantenimiento y el avance en cada una de nuestras relaciones con otros y con nosotros mismos

Es el amor el sentimiento más buscado, mas sentido, más deseado y el punto de partida para todo cuanto existe.  Somos concebidos buscando amor de modo consciente o inconsciente.  Somos felices cuando creemos encontrarlo, nos sentimos en bienestar cuando lo sentimos y experimentamos la plenitud cuando nos sabemos correspondidos.

La vida se nos mueve en base a tenerlo o no tenerlo.  Grandes inspiraciones surgen cuando nace este sentimiento muy dentro de nosotros.  Y cuando es tan profundo lo que llegamos a sentir, nos atrevemos a hablar de conexión, de entrega y de total satisfacción.

Religiones se basan en el amor de un modo incondicional, en meditaciones se busca la conexión con nuestros seres de luz desde el amor para poder escuchar sus mensajes.

En el arte si no hay amor por lo que se hace no se logra transmitir nada.

Entonces concluyo que el amor es el sentimiento más motivador de todos los sentimientos. 

El amor es el motor de arranque, el mantenimiento y el avance en cada una de nuestras relaciones con otros y con nosotros mismos.

Las experiencias propias y ajenas nos muestran como cuando no hay amor, primero hacia nosotros mismos, resulta imposible cualquier construcción estable posible.

Cualquier intento por sembrarlo, por sentirlo o porque nazca es importante, es válido e impactante pero más gratificante resulta cuando finalmente nos abrimos a vivirlo, a darlo y a creer en él.  Es gratificante cuando elegimos entregarnos de lleno a la experiencia de amar y recibir amor, nos sentimos dichosos.

Es el amor la semilla para grandes cosechas, la raíz más importante para todo lo maravilloso que queremos crear y desarrollar. 

Definitivamente es urgente todo el esfuerzo que hagamos para sanar cualquier experiencia que nos haya hecho dudar de su importancia.  Es necesario toda la sanación que se requiere para limpiar conceptos que nos hayan hecho desconfiar de nuestra propia capacidad de amar o lo que es peor, transformar todo pensamiento o creencia que nos haya convencido, de modo consciente o inconsciente, de no ser merecedores de recibir amor.

Relaciones familiares, relaciones laborales, amistades, relaciones de pareja y la convivencia en general, resulta más nutritiva cuando decido entregarme desde el amor, llenándome de confianza y decidida a construir momentos de felicidad.  Llegamos a sentir que se abre una puerta que conduce a la plenitud.

Démosle prioridad al proceso de sanación que lleva a encontrarnos con la posibilidad de sabernos aceptados tal como somos, primero aceptándonos nosotros mismos, haciendo un trabajo profundo de revisión interna y luego aprobándonos tal como somos: con toda nuestra luz  y sobre todo con toda nuestra oscuridad.  Lo principal será comenzar a encontrar razones para amarme, reconociéndome imperfecta, humana, dispuesta a trabajar en integrar mis sombras, reconstruyendo toda mi oscuridad y atreviéndome a mostrarme,  exponiendo toda mi capacidad de amar, creyéndome totalmente lo bonito que puedo amar y lo digna de ser amada que también soy, transmitiendo siempre de manera genuina.

Desde cualquier sanación profunda en mi es que puedo ser capaz de acompañar a otro en su sanación y es desde ese trabajo personal tan profundo y autentico que podre aceptarme, amarme para luego amar y aceptar a otro.

Personas exitosas profesionalmente hablando y económicamente prosperas las vemos con grandes decepciones amorosas, no han conseguido ese amor que complete o que celebre tanto éxito.  Personas que en medio de la lucha diaria por la vida misma se olvidan de todo al encontrar a alguien que les vea, que les hable, que les dedique tiempo.

Y puede ser a través del sexo, entretenidos en el trabajo, enfocados en objetivos económicos o alimentando la vida social que nos podamos sentir entretenidos, pero realmente lo que queremos es amor.  Con el mismo sexo, el trabajo, el entretenimiento o la recreación pero con amor.  Cuando lo encontramos o creemos encontrarlo, cuando comenzamos a sentirlo, al sentirnos correspondidos, atendidos o de algún modo complacidos, experimentamos esa sensación de plenitud, comparable con el orgasmo más profundo, medible con la gratificación de encontrar respuestas a lo que busco o la embriaguez de quien celebra la obtención de un gran premio.

Mi invitación es a que comiences a trabajar en todo aquello que te esté impidiendo disfrutar de algún modo del amor, revisar todas esas creencias conscientes o inconscientes que te están impidiendo el poder conectarte para dar y recibir amor.

Empezar a creerte merecedor de recibir Amor bonito, sentirte libre de expresar tu amor plenamente: sin juicios, sanando traumas, re-escribir esos conceptos de amor en los que si quieres vibrar.  Sin miedos, sin caretas, sin advertencias de peligro, solo conectándome con mi intuición, con mi voz interior y con mi gran capacidad de amar de modo incondicional.  Conectándome con la necesidad del otro, conectándome con mis necesidades, sanando, dispuesta a crecer y a construir sobre bases sólidas, estables que me generen bienestar, crecimiento y plenitud.

Las terapias guiadas en manos profesionales siempre serán un elixir de sanación.

Atrevernos a sanar… Ese es el primer paso para re-escribir nuestros conceptos de amor y construir relaciones nutritivas.

Abrazos de luz.

Erika Ramos
Terapeuta holística, astróloga cabalística, arte-terapeuta con mandalas
@laterapeutadelamor/ +584122530477

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.