Segunda Emisión

martes, diciembre 1, 2020
Un giro de 180° en las políticas económicas y petroleras

Grandes inversiones y seguridad jurídica para recuperar Pdvsa

En los últimos años la industria petrolera venezolana, la principal fuente de ingreso del país, ha venido cayendo significativamente en términos de producción; expertos en el área han sostenido que la crisis de debe a la mala gestión por partes de las autoridades gubernamentales, mientras que desde la administración de Nicolás Maduro, han asegurado que las sanciones y el bloqueo internacional son los responsables de dicha situación.

Pdvsa que en un momento llegó a ser la segunda empresa petrolera más grande del mundo, solo superada por Arabia Saudita, según datos publicados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el mes de junio produjo 393.000 barriles al día. La cifra representa una disminución de 180.000 barriles en comparación con mayo y de aproximadamente 2.936.000 barriles al cotejarla con las cuotas de diciembre de 1998.

El declive de la industria petrolera venezolana se ha visto reflejado no solo en la parte económica, sino en la situación de las refinerías de combustible y con ella, las colas para surtir de gasolina a los vehículos. Sin Embargo, Nicolás Maduro, dijo recientemente que es falso que Pdvsa este quebrada, sino que por el contrario, está preparada para producir dos millones y medios de barriles de petróleo.

En dicha declaración, transmitida por los medios de comunicación nacional, informó que desde octubre del 2019 a octubre del 2020, Venezuela no vendió «ni un barril de petróleo por la persecución petrolera, financiera y comercial», del gobierno de los Estados Unidos.

Pese a esto, el economista y experto en materia petrolera, José Toro Hardy, dijo para ElAxioma.com que las políticas que se han implementado en la industria han sido el principal factor que produjo su declive, y que a pesar de que hay formas para que vuelva a aumentar su capacidad de producción, no volverá a tener los niveles a los que se estaba acostumbrado.

La falta de inversiones y la pérdida de una importante cantidad de personal calificado, son factores que también inciden en la grave crisis que atraviesa la empresa que en algunas décadas gozó de la fama de ser “la Arabia Saudita” de América Latina por sus millonarias reservas de crudo y la robustez de su industria.

El especialista explicó que se requiere de un cambio de modelo político y económico para poner freno a la caída de la intrusaría petrolera. Estima que en estos momentos Pdvsa debía estar produciendo más de cinco millones de barriles diarios, pero que hoy en día solo «produce 650.000», por lo que urge un giro de 180 grados.

Recuperación de la industria

Toro Hardy afirma que «la Pdvsa de antes ya es imposible tenerla» pero existen vías que pueden conducir a la recuperación y retomar niveles de producción que le permitan competir en el mercado internacional.

Hay que hacer enormes inversiones en la industria que van desde los 25 a 30 mil millones de dólares por año, dentro de los próximos 8 o 10 años para recuperar lo que se producía hace dos décadas.

Monedas mundiales

«La única posibilidad de recuperar la producción petrolera del país es en base a inversiones privadas; pero para que vengan esas inversiones privadas se necesita que haya seguridad jurídica, respeto a la seguridad privada, respeto a los contratos…

Se necesita un cambio de 180 grados en las políticas económicas de Venezuela y también en las políticas petroleras; pero eso no se puede dar sino hay un cambio radical en el modelo político.

Si hay ese cambio radical en el modelo político, podremos recuperar en buena medida la industria petrolera de Venezuela. Un día a Pdvsa habrá que recuperarla para que se mantenga como un actor más en el mercado, pero ya no podrá ser lo que antes fue.

Ley Antibloqueo

Después que Maduro presentó la denominada Ley Antibloqueo, la cual fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), muchas han sido las matrices de opinión que se han generado sobre su eficacia y transparencia.

Las autoridades gubernamentales la han presentado como una herramienta efectiva para contrarrestar el bloqueo y atraer inversión extranjera, que pueda ayudar a superar la coyuntura actual. Sin Embargo, Toro Hardy, desestima que pueda servir para la recuperación de la industria petrolera.

Explicó que las vías por las cuales fue aprobada el instrumento jurídico inciden en su factibilidad y veracidad al momento de atraer las inversiones, ya que a su juicio, es contraria a lo que establece la Constitución nacional.

«Cualquier inversionista extranjero que haga la diligencia adecuada a la hora de hacer una inversión, lo primero que se va a dar cuenta es que no se puede basar en esa ley porque estaría poniendo en riesgo su inversión…

Sanciones de EEUU

La industria petrolera venezolana, que tuvo un pico de producción de 3,7 millones barriles diarios en 1970, involucionó en junio a niveles de 1934, cuando el país se despedía de una economía básicamente agrícola. El declive se ha acelerado tras un embargo petrolero vigente desde abril de 2019 incluido en una batería de sanciones de Estados Unidos como una estrategia para hacer presión.

¿Esta es la razón para que la producción cayera?. El economista explicó que a pesar de que si es un factor que incide en la situación actual de Pdvsa, no es el responsable, como han afirmado desde el gobierno de Maduro.

Al hacer un recorrido por la historia petrolera de Venezuela, comentó que lo que sucede actualmente en la industria comenzó desde el año 2002 y que desde ese momento la producción «se vino a pique vertiginosamente».

Las medidas adoptadas en el año 2008 en donde aumentó el impuesto sobre la renta del 35 al 50%, la regalía del 16 al 30% y la participación del Estado en empresas mixtas al 60%, en un momento en el que los precios del petróleo estaban cayendo fuertemente en los mercados internacionales, «esos cambios fueron una puntilla para la industria petrolera venezolana y en particular para Pdvsa. En el 2008 todavía Venezuela estaba produciendo dos millones 600 mil barriles por día, y desde el 2008 en adelante cae vertiginosamente la producción y solo a partir del año 2019 es que empiezan a incidir las sanciones de los Estados Unidos…»

Lourdes G. Soublette
@Lsoublette

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.